EL DESCRÉDITO DE LOS POLÍTICOS

Las insultantes manifestaciones de Rafael Hernando, portavoz del PP, sobre el Juez del Juzgado de Instrucción nº 1 de la Audiencia Nacional, le dan la razón al titular de ese juzgado: la clase política es decadente. Y no sólo eso, a veces sus políticos -también algunos periodistas- producen sonrojo. Un portavoz que es capaz de decir sobre un juez eso que “aunque pretenda ir de pijo ácrata, es un juez”, no debería ocupar ni un segundo más la responsabilidad de ser portavoz adjunto de su grupo político y, mucho menos, el escaño de diputado. No se puede reclamar que el presidente de la Generalitat respete la ley, por un lado; y, por otro, se dediquen a insultar a quienes tienen el deber de hacer cumplir la ley. Actitudes como las de Hernando producen descrédito a los políticos y vergüenza nacional.

Tags: , , , , , , , ,

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario