VELA LA MALA

Carmen Vela se ha convertido en el blanco de las iras de cuantos no entienden su nombramiento. Yo tampoco lo entiendo, pero por diferentes motivos de los que suelen aparecer en boca de los indignados por esa designación, nada menos, que como secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. Es decir, miembro del gobierno conservador del PP, es decir, una mujer que apoyó las políticas socialistas. Pues a mi, qué quieren que les diga, me parece acertada esa designación. Si todos los nombramientos, de unos y de otros, fuesen menos sectarios, el país, no lo duden, funcionaría mejor. Al fin y al cabo, la mitad de los españoles, más o menos, piensa de una manera y la otra mitad, de otra, sobre todo en materias tan sensibles como el aborto, el matrimonio homosexual o la investigación con embriones. Pero me temo que se nombró a esta investigadora por equivocación y no porque se haya inaugurado una nueva forma de hacer política. ¿No estamos hablando de investigación? Pues investiguemos, ensayemos con Carmen Vela, y a lo mejor hasta podemos entendernos. Siempre habrá tiempo para cesarla o para que dimita. No pongamos el carro, pues, antes que los bueyes.

Su jefa anterior, la ministra Garmendia, también hubiese podido ser ministra del PP, pero se les adelantó Zapatero. Hay otros casos insólitos, de ministros o ministras del PP, que nunca debieron serlo, y de otros muchos que se quedaron por el camino sin haber llegado a tener la tan ansiada –y efímera- cartera. Y también hay ministros de Zapatero, como el caso de César Antonio Molina, que fueron cesados por ser demasiado competentes y nada sectarios. Este grupo de intransigentes, de un partido y del otro, debería aprender de la Iglesia Católica. No suele tirar la piedra antes de ver lo que se hace. Resultaría una medida prudente y sabia. Al fin y al cabo tienen más de dos mil años de experiencia.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario