EL ALMA DE LOS ANIMALES

Juan Pablo II, el gran Papa de entre siglos, afirmo allá por los noventa que “los animales poseen un soplo de vida recibido por Dios”. El Santo Padre recordaba que “el hombre, salido de las manos de Dios, resulta solidario con todos los otros seres vivientes, como aparece en los salmos 103 y 104, donde no se hace distinción entre los hombres y los animales”. Efectivamente, el salmista recita por boca del Creador: “¡Qué numerosas son tus obras, Señor!/ Todas las hiciste con sabiduría”.  Un revuelo considerable se armó entre teólogos, filósofos y comentaristas. Entonces –se preguntaban- ¿tienen alma los animales? Se recordaba que Pablo VI tuvo un perro que le sobrevivió a su muerte y que una vez consoló a una niña a la que se le había muerto el can diciéndole: “No te preocupes, que volverás a encontrártelo en el cielo”. Y de todos es conocido el amor de Benedicto VI por sus gatos a los que daba de comer cada día cuando era cardenal.

Desconozco las razones del despliegue policial contra Equanimal e Igualdad Animal, aunque me parece excesivo tratarles como terroristas. He leído el artículo de Ruth Toledano, radical y querida Cronista de la Villa, defendiendo a esas organizaciones que defienden los derechos de quienes no pueden reclamarlos con nuestra voz humana. Recuerdo un chimpancé que le traía y guardaba los pinceles a un pintor; y se de algunos delincuentes agresivos que dejaron la violencia por el simple contacto diario con un periquito.  Y aunque no coincida con esa especie de igualitarismo de algunas organizaciones de defensa animal, me parece que un respeto sí se debe a todos los seres de la creación. Precisamente, porque el mundo es una organización jerarquizada, a los creyentes se nos exige, de acuerdo con nuestra fe, un plus de respeto por lo que tenemos entre manos.  En suma, un poco más de amor.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Ruth Toledano opina:

    Querido Jorge, recibo tus palabras como un soplo de Dios.
    Tu amiga, con amor.
    Ruth

  2. JTrias opina:

    Gracias Ruth, ya sabes que te quiero mucho

Deje un comentario