UN SANTO CONOCIDO

Contaba el cardenal Karol Wojtyla que su devoción hacia San Josemaría Escrivá le venía, entre otros motivos, porque era el único santo que había conocido en vida. Quizá sea esa la razón por la que en su largo y descomunal pontificado se aceleraron tantos procesos de beatificación y canonización, como la del fundador del Opus Dei, de personas con cara y ojos que muchos habíamos conocido.

Efectivamente, cuando yo era niño y estudiaba en el colegio de los jesuitas, los santos o los beatos eran personas lejanas cuyas vidas se perdían en lo inaccesible o, a lo sumo, en el misterio. Ahora muchos santos son personas próximas, mujeres u hombres que incluso hemos saludado, personas como la que narra la aventura de su salida de España durante la Guerra Civil la película «Encontrarás Dragones», personas que sufren, aman, ríen, lloran, tienen defectos y cualidades como cualquiera de nosotros.

Así era Juan Pablo II, una persona normal, al que le gustaba reír y que tenía sentido del humor, un hombre expansivo, hiperactivo, que cultivaba la amistad y al que no le agradaba comer solo. Un hombre que sufría y que amaba y que, probablemente, como todo el mundo, se marchó de entre nosotros con una cierta dosis de incertidumbre de cómo sería su encuentro con Dios.

Yo es el único santo que he conocido. Estuve cerca de él, gracias a los buenos oficios de mi amigo Jorge Fernandez, hoy vicepresidente del Congreso de los Diputados, en el aeródromo de Cuatro Vientos durante la quinta y última visita que el Pontífice Magno hizo a España. Pontífice significa constructor de puentes. Y eso es lo que, esencialmente, hizo Juan Pablo II, construir un gran viaducto entre las corrientes de la tradición y el caudal de la modernidad.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Carmen Charo opina:

    Hola, ¿me podría decir por favor cuándo, dóde y a quién dijo esto el papa Juan Pblo II?

  2. JPG opina:

    Carmen, ¿acaso duda de las fuentes de Don Jorge sobre lo que dijo el cardenal respecto a su devoción hacia San José Mª Escrivá?

Deje un comentario