“SOY MINERO…”

Cuando se está bajo tierra, sin más futuro que el abrazo de la negra Parca, la mayoría de la gente piensa en esa otra vida, llena de luz y de misterio, que es la vida eterna. Así pasó con los mineros que durante más de dos meses permanecieron sepultados en el desierto chileno de Atacama. Uno de ellos, recién rescatado, afirmó que ganó Dios en la batalla entre Dios y el diablo tirando de él. Fueron muchos los altares que se erigieron entorno a la mina por los familiares y casi nadie, junto al titánico y humano esfuerzo de quienes día y noche trabajaban por perforar la tierra hasta su entraña, dejó de elevar una plegaria pidiendo a Dios un final feliz.

La decisión del presidente chileno de rescatar a los mineros, al precio que fuese, no sólo fue un deber humano, sino que ha sido toda una lección al mundo, y muy especialmente a Hispanoamérica, de cómo se hace política, sin gritos, con eficacia y desde profundas convicciones morales. Muchos no conocíamos de la mina otra versión que la de esa deliciosa película en la que el gran Antonio Molina cantaba, con su inconfundible timbre de voz, la canción de las minas de Sierra Morena, donde el valor y la religiosidad se yuxtaponían: “Yo no mendigo mi suerte porque minero nací/ y aunque me ronde la muerte no tengo miedo a morir;/ no me da envidia el dinero porque de orgullo me llena/ ser el mejor barrenero de toda Sierra Morena./ Bajo a la mina cantando porque sé que en el altar/ mi mare queda rezando por el hijo que se va/ y cuando siento una pena/ lanzo al viento mi cantar”.

Con gran acierto, de todos modos, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, ya ha prometido modificar las leyes para que este deplorable suceso no se vuelva a repetir, sin que, por otro lado, se resienta la esencial industria minera de esa nación.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Juan Pedro opina:

    Si bien es un logro, no deja de ser patético que tengan que ocurrir desastres caros para que se tomen iniciativas de carácter preventivo, tras las muchas quejas desde la oscuridad.

Deje un comentario