LA QUEMA EL CORAN

La vida no se defiende con la muerte ni la libertad imponiendo la tiranía. Me gustaría saber que pasa por esas mentes conservadoras que defienden en los Estados Unidos, y también en Europa, el derecho a la vida con métodos expeditivos –para que no digan que les llamo “fascistas”- y el diálogo entre religiones, a garrotazos. Lo ocurrido con el pastor Jones y su llamamiento a la quema masiva del Corán, aunque afortunadamente rectificara a tiempo, nos remonta a esas épocas pretéritas, muy vivas aún en la memoria, de las quemas inquisitoriales o de las pilas de libros ardiendo en Alemania durante la persecución nazi.

Ayer conmemorábamos el noveno aniversario del ataque a los Estados Unidos perpetrado por un impreciso conglomerado de individuos, pertenecientes a las más diversas nacionalidades islámicas, agrupados en torno a la organización de contornos difusos denominada Al Qaeda. Se inauguró una nueva forma de guerra, digan lo que quieran los “activistas” disfrazados de pacifistas, contra la que los estados no estaban acostumbrados a enfrentarse. El rotundo fracaso de la guerra de Irak y el indomable conflicto de Afganistán es una buena muestra de ello.

Benedicto XVI ha hecho un enorme esfuerzo para establecer un diálogo religioso basado en la proposición y no en la imposición. Desde luego no es quemando el Corán como resolveremos las diferencias, sino haciendo cumplir en nuestras sociedades democráticas las leyes sobre igualdad de sexos y sobre libertad religiosa, que es a lo que obligan todas nuestras constituciones democráticas. La elección del emplazamiento de la denominada mezquita “Córdoba” en la “zona cero” es, desde luego, no sólo disparatada sino malintencionada. Esta polémica me recuerda, aunque a menor escala, a la que se armó con las carmelitas que se instalaron en las afueras de Auschwitz. Cada cosa y cada casa tiene su lugar. La verdad no se impone sino que se propone, con amor, esa palabra tan en desuso. Y no a sangre o fuego.

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Durán opina:

    Ya me parece bastante mal que se construya una mezquita cerca de la zona cero en NY. Emplea vd. bien la palabra malintencionada no sólo por lo que significa aquella zona y los que perpetraron los atentados; también el significado que tiene Córdoba para los objetivos de Al Qaeda. Es una forma de recuperar la gran mezquita de Córdoba habiendo destruído previamente un centro neurálgico de occidente. El gobierno español, el autonómico andaluz y el local de Córdoba deberían protestar ante EEUU por esta iniciativa.

Deje un comentario