LA VÍA VIDAL-QUADRAS DE CATALUÑA

Mientras el PSOE-PSC se va metiendo, más y más, en el resbaloso territorio nacionalista, el PP no levanta cabeza. Hace unos días, desde el entorno de Rajoy se afirmaba que los populares se sentirían muy confortables volviendo a ser alternativa de gobierno con el apoyo nacionalista. Este fin de semana, la nueva líder del PP catalán se dio un baño –más bien una bañera- de masas arropada por Rajoy y sus centuriones, quienes, en su mayoría, no tienen ni idea de lo que ocurre en Cataluña.

 

El PP, como antes UCD, ha tenido dos vías claras y diferenciadas de hacer política. Una, ensayada por Centristas de Cataluña en los años setenta y ochenta, que acabó engullida por los nacionalistas. Ese mismo camino lo ensayó luego Piqué con parecido resultado. ¿Qué diferencia había entre votar a Piqué o a Durán?

 

La otra vía, liderada por Vidal Quadras, catalana y constitucionalista, sin complejos, inteligente y agresiva, tuvo tal éxito en Cataluña que Pujol exigió su cabeza para apoyar al PP a formar gobierno en 1996. Vidal Quadras irritaba a Pujol y llegó a colocar al nacionalista contra las cuerdas del cuadrilátero político. Su preparación intelectual, su prestigio en la izquierda y su capacidad de movilización, tanto a diestra como a siniestra, colocó las bases para que creciese una alternativa de gobierno distinta a la nacionalista.

 

A diferencia del País Vasco, donde populares y socialistas pueden andar juntos, en Cataluña no es posible hacer esa caminata unidos. Lo hubiese sido de proseguirse la vía iniciada por Vidal Quadras, pero fue descabezado y aniquilada esa alternativa. Después de 1996 algunos líderes catalanes, como Alberto Fernández, pusieron buena voluntad por mantener vivo al PP, pero faltó coraje e ideas claras. Mientras el objetivo de la política sea sólo gobernar, cueste lo que cueste, incluso con los nacionalistas, en Cataluña el PP seguirá su lento e inexorable camino hacia la desaparición.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Juan Carlos opina:

    Hoy mismo usted le exigía a Cospedal que probara algo que está probado politicamente: el espionaje al PP (pregúntese cómo es posible que la SER conozca conversaciones privadasa de Trillo o de Camps). Ayer la Ministra de defensa hizo una acusación gravisima: que el PP boicotea a Cataluña. ¿Por qué no se le exige a Chacón que pruebe esta acusación gravisima? ¿Por qué al PSOE no le exigen ustedes nunca que pruebe sus acusaciones?

Deje un comentario