EL CONSEJO DE ESTADO NO AVALA EL ABORTO

El Consejo de Estado es el supremo órgano consultivo del Gobierno, según dice la Constitución, y una de las instituciones más antiguas de España cuyos orígenes algunos historiadores lo datan en aquella Aula Regia de la monarquía visigótica. Acabamos de conocer su último Dictamen sobre la legalidad de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo o, como se la conoce popularmente, “ley del aborto”. Para unos, el texto del Consejo “avala” la ley del Gobierno. Para otros, resulta “incomprensible” la “extraña” unanimidad de sus miembros, entre los que hay una mayoría de sesudos y conservadores juristas, como Landelino Lavilla, Miguel Herrero o Manzanares.

 

Yo creo que antes de emitir una opinión habría que leerse las apretadas 70 páginas del Dictamen y no fiarse de lo que dice este o aquel medio, afín o contrario al proyecto. Es totalmente incierto que el Consejo de Estado haya “avalado” la política del Gobierno. Así, en el mismísimo inicio del Dictamen, ya advierte, como aviso a piratas y malos navegantes, que su texto no significa la toma de posición sobre aspectos éticos o políticos y, además, ni siquiera tiene como finalidad fiscalizar la actuación prelegislativa del Gobierno. Desde esta importante premisa, desgrana el texto legislativo y llega a la conclusión, triste conclusión, desde luego, que la “ley del aborto” se ajusta, en líneas generales a la legalidad constitucional.

                                                                                        

Ahora bien, sin entrar en una discusión moral o política, sí hace importantes recomendaciones y consideraciones, como la de que el aborto no constituye un derecho o que no tiene la misma fuerza vinculante una Convención de las Naciones Unidas, firmada y ratificada por España, que una recomendación de la Asamblea Consultiva del Consejo de Europa. El aborto, viene a concluir el Dictamen, es hoy un desmadre en España. Ahora, pues, es la hora de los políticos y de la sociedad. ¡Hazte oír! (Esto no lo dice el Dictamen…) 

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. VF opina:

    … pero es que, D. Jorge, es peligroso politizar, como hacen los partidos, un asunto donde moralistas y filósofos no se ponen de acuerdo (si es que, dicho sea de paso, aún quedan moralistas o filósofos)

  2. Adela opina:

    ok. Me rfeirea a que el PP parecia no haber enfocado bien su campana electoral y gano un importante numero de votos incluso yo me sorprendi. El resumen no puede estar mejor.Saludos.Vota el comentario: 3 0

Deje un comentario