UN MUNDO ANTISEMITA

Existe un mundo, alimentado por algunos estados como Irán o Siria, profundamente antisemita. Son quienes divulgan esas ideas sobre la falsedad del Holocausto, sirviéndose de personajes, como David Irving, que llevan años intentando colar sus “investigaciones” en el mismo plano de igualdad de las de historiadores o investigadores indiscutiblemente competentes, como Avner Shalev o Richard Evans. Pues esto es lo que, por fin, consiguió Irving el otro día cuando El Mundo le publicó una entrevista, al mismo nivel de las publicadas a Shalev o Evans, en la que con la desfachatez que le caracteriza negaba, melifluamente, la existencia del Holocausto.

 

El ministro español de Asuntos Exteriores mostró su justa indignación, recordando que la entrevista no podía ser enmarcada en el derecho a la libertad de expresión, ya que lo que hacía el periódico El Mundo era equiparar opiniones respetables con otras deleznables. El editorial de El Mundo, en una rabieta infantil, una especie de “y tu más”, le recordó al ministro una serie de entrevistas que había tenido -¡faltaría más!- en el digno ejercicio de su cargo. El diario que dirige Pedro J. Ramírez no recoge opiniones repugnantes, como han hecho otros diarios europeos sino que coloca esas opiniones en el mismo plano de igualdad que otras investigaciones responsables. De ahí la indignación de algunos de los historiadores entrevistados en días anteriores. El Mundo incurre en el mismo error que, hace años, cometió la revista Tiempo, cuando la dirigía Julián Lago, al permitirle a Degrelle, el nazi belga de las Waffen SS, despacharse a gusto y afirmar que los campos de exterminio eran un invento judío.

 

Quienes le conocemos, y en algún momento de la historia de El Mundo ayudamos a Pedro J. a levantar sus páginas, sabemos cómo piensa. Y esta es la razón por la que nos sorprende y duele lo que ha ocurrido. ¡Qué forma más absurda de deslegitimar de un plumazo tantos años de dignidad!

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Donatien Martinez-Labegerie opina:

    Pero por qué se ponen tan nerviosos algunos cuando quienes no son sino despreciables personajes se expresan con deleznables comentarios sobre el llamado Holocausto. Ayer estuve viendo la película Inglorious Bastards, de nuevo volviendo sobre el tema (no quiero ni pensar lo que algunos dirían si se hicieran películas sobre la guerra y postguerra espanola con el mismo maniqueísmo respecto a los franquistas que se hace en la película de Tarantino en relación a Alemania).

    Es como para pensar y querer saber qué es lo que dice el tal Irving. El plano lo elijo yo, si se me permite.

    Con afecto invariable,

    D

Deje un comentario