RECTIFICACIÓN Y REGENERACIÓN

Ahora que se cumple el segundo aniversario del prematuro fallecimiento de Gabriel Cisneros, el primero en caer de los “padres” de la Constitución, Eugenio Nasarre ha dado una lección magistral en Santander dentro del curso “Ángel Herrera Oria y la España necesaria” organizado por la Asociación Católica de Propagandistas. Recordó cómo Gabriel Cisneros ya veía, al final de sus días, los negros nubarrones que amenazaban los cielos constitucionales de España debido a que se había creado una especie de estado “frankestein” de difícil encaje en el derecho constitucional comparado.

 

El miércoles pasado asistí al desayuno organizado por el foro “Nueva Economía” en el que José Montilla, presidente de la Generalidad de Cataluña, defendió el nuevo modelo de financiación y apeló a la lealtad constitucional, refiriéndose al PP. Le felicité públicamente por el nuevo marco de financiación que creo que es bueno, en líneas generales, para Cataluña y para toda España; pero a continuación le pregunté qué lealtad constitucional podía esperarse de unos socios, los de la Esquerra, cuyo objetivo era separarse de España. Y me quedé corto. Lo ha recordado Nasarre en su importante análisis santanderino: el llamado “pacto del Tinell” fue, en suma, el inicio de la ruptura constitucional. Y el previo “acuerdo de Perpignan” auspiciado por Carod y los suyos, ¡hoy determinantes para la gobernabilidad de España!, para que los terroristas antes de atentar mirasen el mapa, sin que pasase nada, era la demostración más palpable de la miseria constitucional –y moral- en la que nos habíamos metido todos.

 

Coincido, pues, con Eugenio Nasarre cuando recuerda que el programa de regeneración y de rectificación que propuso Jaime Mayor en las últimas elecciones europeas, como base de un programa de pacto nacional, puede ser una salida. Una solución para toda España, no sólo para esta o aquella parte de ella. Sin un pacto constitucional entre PP y PSOE, la Constitución terminará en vía muerta.  

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario