ZAPATERO ABORTÓ LA LEY

Me es difícil imaginar qué es lo que pasa por la cabeza del presidente del Gobierno. Casado con una atractiva mujer amante de la música y soprano de profesión, tiene dos hijas que protege eficazmente de los focos y de la prensa. Da la impresión de ser un buen padre y un marido enamorado que escucha a su mujer con arrobo cuando interviene, como titular o sustituta, en conciertos u óperas. Cuesta pensar, pues, que una persona así pueda considerar el aborto como un derecho y no como lo que en realidad es: una desgracia que debe procurarse evitar. Es probable, como me dijo un ex ministro socialista, que si hubiesen pensado que podían ganar las elecciones en 2004, habrían matizado el supermercado de derechos, entre ellos el aborto sin fronteras, que se sacaron de la manga en aquel programa electoral.

 

Ante esta situación, el presidente Zapatero se encontró con la renovación del Consejo General del Poder Judicial y ofreció su apoyo para la presidencia a un magistrado rabiosamente independiente cuyas convicciones cristianas las anteponía a cualquier otra. Si, además, como ha ocurrido en este caso, se trataba de oponerse a una ley anticonstitucional, se conocía desde que Carlos Dívar fue elegido presidente del Consejo, cuál iba a ser su posición ante la ley del aborto.

 

No creo que Zapatero sea un ingenuo, ni que actuase en el momento de la renovación del Consejo sin hacer una mínima previsión de sus consecuencias. Desconozco cuáles son los equilibrios internos del partido socialista o los del gobierno. De lo que estoy seguro es que esta ley ya no es una ley sino un aborto de ley, en cuya cesárea definitiva para sacar el feto legal muerto, intervendrá el gobierno, el Congreso de los Diputados o el Tribunal Constitucional. Y que en esa “IVE” ha colaborado eficazmente el presidente Zapatero al propiciar la elección, hace unos meses, de Divar como presidente del Consejo.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. alejandro opina:

    ¿a zapatero le dará igual que su hija aborte sin su permiso? no se que tiene que tener ese hombre en la cabeza pero la sociedad española ya está muy harta o por lo menos debería estarlo, zapatero a conseguido que el gobierno sea el nuevo padre de las niñas españolas y que el verdadero padre sea un estorbo que no debe interferir en el asesinato del bebé que el gobierno va a ejecutar con o sin el consentimiento de la justicia española, ¿esto es progreso? ¿porque hay tanta gente que le apoya? necesitamos un Partido Popular más fuerte que proteja a nuestras hijas y a la sociedad en general, pero antes de que sea tarde por favor.

  2. Jandro opina:

    ¿Por qué no dará marcha atrás? ¿Por qué se propone cualquier cosa, por sectaria y absurda que sea, y la saca contra viento y marea? Tiene unas virtudes que ya quisieran muchos políticos apocados. El aborto debe ser nuevamente un delito sin despenalizar. Un solo ser humano que haya muerto por culpa de la ley actual ya es demasiado.

Deje un comentario