RETORNO A GUNEA ECUATORIAL

La conmovedora fotografía de Manuel Fraga Iribarne, con bastón y sombrero blanco, 85 años, la cabeza clara como pocas, las piernas algo arruinadas, y escoltado por el ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, cuarenta años después de que les llevase la independencia, es la expresión más gráfica del giro copernicano que comienza a rodar en nuestras relaciones con las ex provincias españolas en el centro de África, que hoy se han convertido en uno de los países más prósperos del Continente.

 

La asociación Human Rigths Watch, como la española Asociación Pro Derechos Humanos, han aprovechado la ocasión para, en sendos informes, denunciar “la mala gestión del Gobierno (guineano) y su insensibilidad con su propia población”. A mi me parecen sospechosos esos informes que sirven, casi exclusivamente, para enturbiar las relaciones diplomáticas de España con Guinea Ecuatorial, en beneficio de otros países con intereses económicos en la zona. En África, y muy concretamente en Guinea Ecuatorial, las únicas asociaciones, salvo extrañas excepciones, que se dedican a colaborar con el desarrollo educativo y sanitario, esencialmente, son las que, como Caritas, están relacionadas con la Iglesia Católica. El resto, como las dos que señalo, se dedican a meter el dedo en el ojo ajeno –sin ver que tienen una viga en el propio- y sirven para que vivan a su costa, y a la de la desgracia ajena, una serie de individuos, todos ellos relacionados con la izquierda unida, desunida, nacionalista y mediopensionista.

 

Creo que la visita de la delegación española es muy importante y puede significar el punto de inflexión en nuestras relaciones con éste país centro africano que quiere seguir perteneciendo, aunque hayamos hecho hasta ahora todo lo posible para imposibilitarlo, a la hispanidad. Recomiendo la lectura del Plan África 2009/12 que ha elaborado el Ministerio de Asuntos Exteriores español –se encuentra en la red- y la posición de centralidad que coloca a Guinea Ecuatorial en el nuevo marco de relaciones africanas.

 

 

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. jc opina:

    ¿Cómo se puede ser el abogado de un dictador?

  2. JTrias opina:

    Respuesta: Con el carné profesional 19.724. ¿Ha comparado el que me recrimina que sea abogado de “un dictador” como es Guinea en comparación de los países del entorno? ¿Sabe el “recriminador” que Guinea es la hispanidad en el centro de África?

Deje un comentario