“COCÓ” CHANEL Y BEGOÑA ZUNZUNEGUI

Antes todo parecía fácil, pero desde el pasado otoño la vida se ha complicado. La cara: valores olvidados como el trabajo y el esfuerzo vuelven a ser populares. Hasta hace unos meses, cuando hablaba con alguno de esos especialistas en compra y venta de empresas, sólo les preocupaba su “valor”; y si la industria no cubría las expectativas, había que añadirle más “valor”, ¡más madera!, aunque reventase la locomotora. Ahora el río va volviendo a su cauce.

 

Ser empresario se daba por supuesto. Ser empresaria, no. Sólo una extraña raza de elegidas lo consiguieron en el siglo pasado, como “Cocó” Chanel en Francia, o mi suegra Begoña Zunzunegui en España, capaces de inventarse la vida con aquello que ha sido, y continúa siendo en el caso de Begoña, su pasión por la que se han dejado su piel de mujer.

 

Gabrielle, “Cocó”, Chanel fue, quizás, el ejemplo de empresaria más grande del siglo XX, partiendo de algo tan simple como era hacer sombreros sencillos, o más sencillos, para las mujeres de París y, luego, no sólo sombreros sino diseñando una moda confortable, elegante y liberada del corsé; y todo este imperio que Chanel es hoy y que ocupa a decenas de miles de personas. “Cocó” es, en Francia, un icono nacional. Begoña, y su “Becara”, comienzan a serlo también, en un país, nuestra querida España, con un regusto por la envidia y el remordimiento.

 

El sábado pasado me fui con mis hijas pequeñas a ver la película que recrea la vida de esta gran mujer, “Cocó”, salida de la nada, de un orfanato por más señas. A cada cual, según nuestra sana mentalidad cristiana, se le dan unos talentos cuando nace. Y cuando muere se le recuenta lo que ha hecho con ellos. “Cocó” Chanel, en lo humano, devolvió mucho más que ciento por uno. Y en lo espiritual, patrimonio del alma, no soy quien para juzgarlo.

 

Ahora las mujeres son bastante iguales a los hombres, incluso en el grado de estupidez de algunas. Admiremos, pues, a quienes, con la feminidad en la piel, supieron sobresalir entonces, y crearon empresas con talento bien digerido y mejor dirigido.   

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario