¿ES INDEPENDIENTE EL MAGISTRADO ANTONIO PEDREIRA, INSTRUCTOR DEL CASO “GÜRTEL”?

Resulta inevitable que cuando un caso de posible corrupción política llega a los tribunales se mire, también, con lupa a los magistrados que van a tener en sus manos la vida y hacienda de los imputados. Es difícil acceder a las biografías oficiales de los magistrados, al menos la de Pedreira, si existe, no la he encontrado buceando por internet. Pero he reconstruido algunos acontecimientos que pueden servir al lector para que juzgue por sí mismo, al margen de mi opinión, sobre la imparcialidad del magistrado instructor del caso “Gürtel” en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Pedreira, por lo que me cuentan, llegó al Tribunal Superior de Justicia madrileño por esa cuota autonómica que permite a los partidos políticos colocar a personas afines en la magistratura. Está ahí, pues, gracias al Partido Socialista que lo colocó cuando tenía la mayoría y gobernaba en la Comunidad Autónoma.

Este magistrado también fue jefe de los Servicios Jurídicos del Ayuntamiento de Madrid en 1989, cargo al que accedió por designación directa de quien era entonces alcalde, el socialista Juan Barranco. El PP lo recusó en el asunto del PSOE contra Tamayo, Mª Teresa Sáez y Balbás. La recusación se basaba en ese hecho de haber ocupado ese cargo en el Ayuntamiento, y en dos votos particulares que había emitido en sentencias sobre asuntos apoyando las tesis socialistas en contra de las del PP. En uno se opuso a que se archivase una querella del PSOE contra esos diputados –Tamayo y Sáez- acusados de haber abandonado la Sala de la Asamblea madrileña cuando la investidura de Simancas, como consecuencia de una trama político inmobiliaria en la que se había implicado al PP. Y en el otro voto particular, Pedreira se mostró favorable a admitir una querella contra el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, por la adjudicación de la gestión de la plaza de toros de Las Ventas.

En cambio, en el caso de la Complutense, en el que estuvo imputado el que era entonces consejero de Educación de Gallardón, Gustavo Villapalaos, por un presunto delito de malversación de fondos y que llegó a sentarse en el banquillo, siendo finalmente absuelto con toda justicia, el magistrado Antonio Pedreira fue recusado por el PSOE y por Izquierda Unida y el fiscal Jefe  de Madrid tuvo palabras duras contra el magistrado llegando, incluso, a dudar de su imparcialidad. ¿Saben quién era entonces el fiscal Jefe? Pues, nada menos, que Mariano Fernández Bermejo.

Antonio Pedreira, por las imágenes que hemos visto, se trata de un hombre con la salud quebrantada, pero parece que tiene las ideas claras. Para mi, me gusten más o menos sus decisiones, el hecho que haya sido recusado por unos y otros, me reafirma en su independencia. Ha escrito bastante, y pronunciado conferencias, sobre derecho y salud, lo cual me da un plus de credibilidad: intenta trasponer su familiaridad con la enfermedad al campo que domina, o sea, el derecho. Es miembro del Comité Científico de la Asociación Española de Derecho Sanitario, comité al que también pertenece el profesor de derecho penal Miguel Bajo, eficaz abogado de Luis Bárcenas, el acosado tesorero popular.

Su biografía es probable que sea mucho más rica, pero estos datos, que pueden contener algún fallo anecdótico, creo que son suficientes para que cada cual se haga una idea de quién ha sido, hasta ahora, el instructor del caso “Gürtel”.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario