DERECHO PARA ABORTAR

La concepción del aborto como un derecho de la mujer a disponer de su propio cuerpo, parte de dos errores fundamentales. El primero, considerar al ser humano que la madre lleva dentro como “su propio cuerpo”; a partir de las 20 semanas más o menos, ese ser humano puede, incluso, tener vida propia al aire libre. Y, en segundo lugar, una cosa es despenalizar el aborto en determinadas circunstancias extremas, como ocurre ahora en España, y otra muy distinta es convertir esa despenalización en un derecho. Esta confusión entre “derecho” y “despenalización”, es lo que me parece más grave del proyecto de ley del gobierno, revestido de ese manto lingüístico buenista, denominándolo “interrupción voluntaria del embarazo”.

 

Salgado dixit: “La Iglesia no sabe, como siempre, cuál es su lugar”. ¿Sabe la vicepresidenta económica cuál es el suyo? ¿Es el aborto como derecho una de las medidas económicas que nos propone Elena Salgado para afrontar las consecuencias del terremoto económico que estamos viviendo? Ya lo ha dicho Joaquín Leguina con el sentido común que le caracteriza: que pregunten a las militantes socialistas con hijas de dieciséis años qué opinan sobre esta nueva ocurrencia de Zapatero.

 

Los obispos se han pronunciado, en un documento riguroso, en contra de la ley y nos sugieren a los católicos el camino a seguir. ¿No es acaso éste su papel, el de guías espirituales y morales? El gobierno puede decir misa –laica, por supuesto- dónde y cómo quiera; los obispos tenían la obligación de decir lo que pensaban, y lo han dicho. A Rajoy parece que le escuece coincidir con la Conferencia Episcopal en esto del aborto y dice que votará en contra “no porque lo diga nadie”. Bueno, en este caso, “nadie” es lo que opinan la mayoría de los españoles. Aviso para navegantes.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Jandro opina:

    A mí me parecería peor que Rajoy votara en contra de la ley “porque lo dicen los Obispos”, en lugar de por sentido común.
    Creo que decir afirmar que “despenalizar el aborto en determinadas circunstancias extremas” es lo que “ocurre ahora en España” no es del todo cierto, porque las circunstancias de la despenalización son cualquier cosa menos extremas. Al contrario, son extremadamente permisivas (no sólo por el fraude de ley que se produce de hecho, sino en su misma formulación).

  2. Beatriz Freire Sostre opina:

    Se parte de una base errónea:”el derecho de la mujer sobre su cuerpo” , olvidando que la vida la da Dios y solo El la debería poder quitar.Si el desgobierno que sufrimos quisiera hacer algo positivo , que fomente la educación y la moral(ya que la religión es imposible con ellos) y que facilite las adopciones para que nadie asesine a un niño, que hay un montón de personas buenas que nos haríamos cargo de esos niños.

  3. lolo_2009 opina:

    A Rajoy le escuece dice usted coincidir con la CEE en esto. Probablemente es que le deben dinero o algo así. Yo le ví en TV expresarse y también pienso de ese modo. Pareciera que le molestara. No señor, si eres decente y razonable, lo eres simplemente. Y eso que tanto le cuesta al sr. Rajoy, es decir, entrar a valorar las palabras de los obispos, es simple y llanamente coincidir en decencia, razón y verdades con quien abandera esos valores en la sociedad española. No hace falta entrar en otros pormenores. O pormayores. Pero sea como sea, Rajoy vota en contra de esa ley, y no debemos restarle méritos a su vergüenza, que al menos demuestra tener alguna. Si alguien dice una verdad como un trasatlantico de grande se le dá la razón y se valora positivamente que esa verdad y esos valores se proclamen en voz alta, aunque sea la CEE mire usted sr. Rajoy.

Deje un comentario