LA LENGUA Y EL SENTIDO COMÚN

Un Auto del Tribual Superior de Justicia del País Vasco, cargado de sentido común, ha suspendido, mientras se tramita el recurso que interpuso la Plataforma por la Libertad de Expresión Lingüística, la aplicación de ese precepto que decía que “el euskera será la principal lengua vehicular en el ámbito escolar”. Mientras algunos jueces, retorciendo el derecho, se meten en ese pantanoso e impreciso territorio de la “justicia universal” mediante la interpretación del derecho de modo alternativo, otros, como éstos del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, se ocupan de lo que les compete y para lo que los ciudadanos reclaman su atención.

Que en España, con la Constitución en la mano, no sea posible en algunos territorios educar en la lengua castellana a los niños cuyos padres lo deseen resulta bochornoso, y por esta razón es de alabar una medida cautelar como la acordada por el tribunal vasco en evitación de daños irreparables y por “la apariencia de buen derecho” que tiene la petición de la asociación reclamante. Una mentira repetida muchas veces se convierte en verdad indiscutible. Que en Cataluña, por ejemplo, la lengua castellana está discriminada, es algo que resulta obvio. Pero las autoridades de la Generalidad, no importa que sean las del tripartito gobernante como en su día fueron los convergentes, lo niegan con desfachatez manifiesta.

La Constitución dice lo que dice y no lo que nos habría gustado que hubiese dicho. Y del mismo modo que contiene afirmaciones ambiguas, por no decir absurdas, que son difíciles de juntar, como eso de la “Nación española” conviviendo con las “nacionalidades y regiones” en el mismo artículo segundo, hay otras que son tan claras como un vaso de agua clara, como cuando se refiere al castellano como la lengua española oficial del Estado y el deber de conocerla o el derecho a usarla que tienen los ciudadanos. No se marca excepción alguna para catalanes, vascos o gallegos, aunque sus propias lenguas territoriales sean también oficiales en las propias Comunidades Autónomas.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Juan Pedro opina:

    Lo que dice la Constitución está muy bien pero, lamentablemente, también se han de cumplir las leyes y los artículos de rango inferior a no ser que tengas fuerzas, tiempo y recursos para litigar hasta llegar a las más altas instancias y a sus artículos principales. Y lo que pasa en Cataluña es una vergüenza respaldada por estas leyes de rango inferior a las que me refiero. Que mediocres somos.

  2. fran opina:

    la libertad es poder escoger el idioma que prefieras

Deje un comentario