EL AYUNTAMIENTO TENDRÁ QUE INDEMNIZAR A LOS ESTABLECIMIENTOS DE LA CALLE SERRANO

Una reciente Sentencia de la sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo de 23 de marzo pasado puede servir para que todos los comerciantes de la calle Serrano, gravemente afectados por la obra masiva que comenzó en Navidades el Ayuntamiento, comiencen a calentar motores y a preparar millonarias reclamaciones. En esta Sentencia, el Supremo ha condenado a la Comunidad Autónoma de Madrid a indemnizar al Hotel Miguel Ángel por las obras a cielo abierto que, a lo largo de un año, ejecutó en la estación de metro de la plaza Gregorio Marañón afectando el normal desenvolvimiento de su actividad hotelera. Ha sido ponente de tan oportuna resolución el magistrado Joaquín Huelin Martínez de Velasco.

La sentencia estima que ese requisito por el cual un ciudadano está obligado a soportar los daños sufridos como una carga general ligada a la condición de ciudadano, no se produce en el Hotel Miguel Ángel. El Tribunal afirma que el ciudadano solamente se encontraría jurídicamente obligado a arrostrar el daño si concurre algún título que se lo imponga. “Tal sería el caso –afirma la Sentencia- de la existencia de un contrato previo, la ejecución administrativa o judicial de una resolución firme o el cumplimiento de una obligación legal o reglamentaria que atribuya cargas a la generalidad de los ciudadanos”.

“La cuestión consiste, pues, en indagar si, tal y como acontecieron los hechos, extremo sobre el que hay consenso, el perjuicio sufrido por la compañía recurrente supera el objetivamente admisible en función de los estándares sociales [sentencia de 16 de diciembre de 1997 (casación 4853/93, FJ 6º )] o, en otros términos, si las limitaciones y las restricciones que la ejecución de la obra impuso a la actividad que constituye su objeto empresarial exceden de las que afectaron por la realización de la misma al conjunto de los ciudadanos y a otros negocios emplazados en la zona”.

Los comerciantes de la calle Serrano saben que la obra beneficiará a todos los comercios del barrio de Salamanca, cuyo eje de la calle Serrano es su emblema. ¿Por qué –se preguntan- tienen ellos solos que sufrir todo el perjuicio?

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario