RAJOY DEBE INTERVENIR EN SU PARTIDO

Espléndido el paseo de mariano por Barcelona, ¡faltaría más! Pero hay que hacer algo más en la propia casa. Todo el mundo espera que tome algunas decisiones que le darían mayor credibilidad de la que tiene, que es bastante, pero que podría ser mayor.

Primero, debería exigir del presidente del Consejo General del Poder Judicial que abra una investigación seria, no uno de esos paripés a los que nos tienen ya acostumbrados el CGPJ, para averiguar quien, del juzgado de Garzón, es el responsable de las filtraciones de las conversaciones telefónicas de Francisco Camps con individuos que han estado vinculados al PP y que ahora están en la cárcel.

En segundo lugar, no son suficientes las explicaciones, mejor dicho, las no explicaciones, del Presidente de la Comunidad valenciana. Algo está podrido en ese reino; y lo de los trajes, una anécdota, es una chapuza de tal calibre que incapacita a cualquiera que se haya dejado manipular de esa forma, aunque no tenga responsabilidad legal alguna, para gobernar una autonomía.

En tercer lugar, Rajoy debe decidir si Galeote va o no va en las listas europeas. Muy seguro tiene que estar el presidente del PP de que no puede perjudicar la imagen de esa lista para mantenerlo en la misma. Una apuesta muy arriesgada. Al presidente del Partido Popular es a quien incumbe tomar esa decisión.

En cuarto lugar, debería exigir responsabilidades políticas a Bono por lo ocurrido en la Caja de Castilla-La Mancha gestionada, por decirlo de algún modo, por el amigo del Presidente del Congreso. Y por los nueve mil millones de euros de agujero. Por mucho menos, otros fueron a la cárcel.

Podríamos seguir pero no me caben más puntos en esta columna. Para resumirlo: tiene Rajoy la ocasión histórica de hacer una buena limpia en su partido y de exigir que otros hagan lo mismo. A lo mejor, con un poco de suerte, hasta nos quedábamos sin partidos nacionalistas…

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario