EL TRIBUNAL CONSTITUCIOAL RATIFICA UNA CONDENA A LA REVISTA “INTERVIÚ”

Es una pena que el motivo haya sido una demanda de amparo de la revista por una condena del Tribunal Supremo por intromisión en el honor y utilización de la imagen de individuos relacionados con la secta CIES. La revista los sacó a todos en pelota picada y el reportaje que lo acompañaba se refería, sobre todo, al carácter marcadamente sexual de la secta, mejor dicho, homosexual, y utilizaba comentarios como ese de que uno de los dirigentes de la organización guarra era un “mariquita”.
 El TC, por su Sentencia número 77 de 23 de marzo del año en curso (www.tribunalconstitucional.es), afirma con razón evidente que la publicación de unas fotografías sin el consentimiento de los fotografiados y obtenidas en el ámbito de la privacidad de esas personas, mostrando sus cuerpos desnudos y permitiendo la identificación de los mismos, supone una flagrante intromisión en sus derechos a la intimidad y a la propia imagen amparadas en el artículo 18.1 de la Constitución. El Tribunal, con criterio justo, al confirmar la Sentencia del Tribunal Supremo, dice que no puede considerarse legítima ni amparada en la libertad de información por carecer de interés público su difusión, lo que determina que no quepa apreciar la vulneración aducida del derecho a la información respecto de la condena por la difusión de estas imágenes. También afirma el Tribunal que la utilización de determinadas afirmaciones soeces o groseras, como por ejemplo “el tío se empalmó como un burro en celo”, “apalancándose a uno de sus jóvenes seguidores”, así como otras expresiones tales como “mariquita”, “vicioso en el sentido más despectivo de la palabra”, etc., no pueden estar amparadas por la libertad de expresión.
La libertad de expresión no es, pues, un cajón de sastre.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario