LA EMBARAZADA Y LOS EMPRESARIOS ADIVINOS

Esta vez ha sido el Tribunal Supremo (Sala de lo Social) quien ha dictado una Sentencia hipergarantista que raya con el absurdo. Por supuesto en perjuicio del sufrido empresario que, desde ahora, además de empresario deberá ser adivino. No es de este modo como se fomenta la natalidad, sino la picardía. Puede obtenerse más información en el número 129 de la revista Econmist & Jurist correspondiente al 9 de abril.

A partir de esta novedosa y original interpretación del Tribunal Supremo, ya no hace falta que la empresa haya conocido la previa situación de embarazo de la trabajadora para declarar nulo su despido. Será nulo, pues, todo despido de una trabajadora embarazada, salvo que existan razones objetivas para acordarlo, como el cierre de la empresa o una conducta de la trabajadora incompatible con sus obligaciones laborales. Lo que se favorece, siempre, como no, en perjuicio de la empresa, es la aplicación taxativa del artículo 55.5. b) del Estatuto de los Trabajadores y su reciente reforma como consecuencia de la ley para la Conciliación de la Vida familiar y laboral, que protege a las mujeres embarazadas no obligándolas a informar de su situación de gestación.

El ponente de la Sentencia, José Souto Prieto ha construido una serie de argumentos de difícil compresión para concluir que no importa si la trabajadora sube o baja, pues siempre, si está embarazada, lo haya adivinado o no el empresario, su despido será nulo. Por este tipo de razonamientos es por los que tantos empresarios se tientan la ropa antes de contratar a un determinado perfil de mujeres ya que, si además de empresarios tienen que ser adivinos, es difícil que las emprsas puedan mantenerse.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. bochelord opina:

    Esta es otra razón por la que cada vez estoy más contento de no haber creado mi empresa en España. Es una pena lo engañados que estamos en cuanto a este tipo de cosas pero , por ejemplo, simplemente para operar en Internet, sería un suicidio crear la empresa en España. Es muchísimo más rentable crearla en el Reino Unido, en Holanda o en algún pais del Este de Europa. En cuanto el gobierno se de cuenta de esto, el empleo crecerá. Como me temo que no quieren darse cuenta, la crisis seguirá ad infinitum…

  2. Ana Pedraza opina:

    Cuanto mas desprotegidos y penalizados nos encontramos los empresarios de las diferentes situaciones por las que pasan las mujeres, menos mujeres querremos tener en las empresas.

Deje un comentario