LA IGLESIA Y EL ABORTO

¿Porqué se empecina la Iglesia Católica en esa lucha frontal contra el aborto, sea cuál sea la circunstancia en que se produzca?, me preguntan algunas personas bienintencionadas que no entienden la causa de esa defensa de la vida desde el mismísimo momento de la concepción hasta la muerte. Y yo suelo contestar con otra pregunta: Si la Iglesia no hubiese defendido la vida, ¿acaso el aborto no sería un fenómeno generalizado en nuestra sociedad? Si la Iglesia Católica no defendiera unos valores superiores a cualquier ley, incluso constitucionales, sea lo que sea lo que digan esas leyes, ¿quién lo haría?

No resulta fácil ser católico, desde luego. Aunque tampoco hace falta serlo para negarse a comulgar con ruedas de molino. Veamos una que se nos intenta colar en ese lenguaje descafeinado que ahora se utiliza para tranquilidad de las conciencias laicas. El Informe de la subcomisión de la IVE –interrupción voluntaria del embarazo, o sea aborto- llama a las niñas de 16 años “mujeres menores”, y así resulta más fácil justificar que puedan abortar sin el consentimiento de los padres.

Como decía ayer López Quintás en estas páginas, yo puedo comprender muchas cosas. Pero esto, no. No entiendo esa especie de necrofilia que padece este Gobierno, empeñado en favorecer el aborto, el suicidio asistido o la eutanasia, que además son cuestiones que nada preocupa a la mayoría de la población. En cambio, de lo que si está francamente horrorizada nuestra sociedad es de los 100.000 abortos anuales, que serían muchos más si no se ocupasen de las madres embarazadas la Iglesia, alguna que otra confesión y varias asociaciones y fundaciones cívicas. Resulta chocante que esa política necrofílica sea abanderada por la ministra más joven del Gobierno.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Alejandro opina:

    Miremos primero quien a cometido el delito de dejar embarazada a una menor y metámoslo en la cárcel para que aprenda y luego dediquemos todo el esfuerzo necesario para que ese niño nazca y crezca en el mejor ambiente posible y si hay que esperar a que el padre salga de la cárcel mientras hace algún cursillo o alguna cosa para que al salir entre en la bolsa de trabajo y pueda mantener económicamente (y paternalmente si se quiere) al niño, pues se espera tranquilamente. O a lo mejor me equivoco y lo mejor va a ser matar al niño y se acabó la rabia, al padre se le perdona todo y que siga con el fornicio y la madre que se de cuenta de lo fácil que es esto de abortar y ya, para la próxima, va a ser igual de sencillo, y en estas me pregunto yo ¿cuantas veces puede abortar una niña de 16 años? ¿las veces que quiera? ¿o hay estipuladas solo unas cuantas? a lo mejor 5 ó 6 o algo así, ¡viva el aborto, por fin somos libres!

  2. Juan Pedro opina:

    Hay que ir con cuidado con todo lo que sea mujer y progre, se creen con derecho a todo, por cualquier medio, pobrecitas excluidas…

  3. Pilar Vallejo opina:

    No es necesario que le metamos en la carcel ,que asuma su responsabilidad , siendo mayor o menor , si es menor , tambien lo es ella y si los padres de ella tienen que ayudadla tambiem los padres de el tendrian que hacedlo … repartamos responsabilidades a los jovenes y a los padres …

Deje un comentario