PODEMOS SALIR DE LA CRISIS

Al comenzar los años, desde que lo leí, siempre me viene a la memoria ese poema, lleno de nostalgia e impotencia, de Jaime Gil de Biedma en el que va desgranando sus píos propósitos al comenzar el año. Sabe que nada de lo que se propone podrá cumplirlo, pero como un rito obligado, cada mes de enero, en el invierno frío, piensa en lo mismo: hacer aquello que no hizo, vivir con mayor orden, pensar en otra vida que pudo ser, en suma, y que no fue. Y al comenzar los años, y este no ha sido una excepción, yo, por el contrario, procuro alejarme de ese pensamiento lírico y derrotado, tan atractivo y fatal, que a nada nos conduce más que, en el mejor de los supuestos, a una postura estética que sólo trasluce una ética sin principio ni final. Mal asunto para estas épocas convulsas y de incertidumbre en las que necesitamos, sobre todo, fuerza para vivir y algo en lo que creer.

De las muchas  y posibles lecturas evangélicas siempre hay alguna que nos seduce más que otras. Este mal año que acaba de terminar yo encontré, uno de esos días de catástrofe económica mundial, la siguiente: “Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré”. Coincido con todos aquellos que afirman que mucho más importante que la crisis económica es la crisis moral que la envuelve, pues no estamos armados para afrontar calamidades.

Este es un año nuevo muy especial, pues no tenemos ni idea de lo que puede ocurrir. Pocas veces he sentido más intensamente una sensación de incertidumbre tan desconcertante. A lo sumo oímos intuiciones más o menos brillantes. Pero es ahora, en estos tiempos, cuando debemos vivir y enseñar a vivir, sin miedo, afrontando el futuro sin derrotismo y con esa fe que nos inculcó un Papa valiente surgido de las tinieblas: Juan Pablo II. Y si el pudo, efectivamente, “yes, we can”.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Yolanda opina:

    ¿Podría decirme a qué poema se refiere en su comentario? Gracias.

  2. JTrias opina:

    El poema de Jaime Gil de Biedma se llama “Pios propósitos al comenzar el año”. Se puede encontrar en internet pinchando Jaime Gil de Biedma.

Deje un comentario