MAFO, EL PROFETA DE LA CATÁSTROFE

Mafo, para los no enterados, son las iniciales de Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Gobernador del Banco de España. Los amigos le llaman así y se ahorran nombre y apellido compuestos. El 14 de noviembre de 2005 publiqué un artículo que se llamaba “La profecía de Mafo” en el que comentaba una confidencia atribuida a quien entonces era Secretario de Estado. “Lo malo no es que acaben echándonos a patadas por la que estamos liando sino que vamos a dejar el país hecho un solar”. No le debió de sentar muy bien mi artículo pues al día siguiente publicó una carta negando que hubiese dicho esa frase. Pero ayer, Mafo, hizo unas declaraciones sobre el solar hispano que van a dejar sus amigos, y que el ya había profetizado, que daba miedo: “Los consumidores no consumen, los empresarios no contratan, los inversores no invierten y los bancos no prestan”.

A Zapatero, el valedor político de Mafo, sin despeinarse e impasible al ademán, le oímos decir el otro día que a partir de marzo iba ya a notarse la recuperación, en fin, que estuviésemos tranquilos, que como el Estado invertiría colosales cantidades de dinero en obra pública eso iba a notarse en el crecimiento del empleo. Mientras tanto, la dura realidad es la que es y los parados aumentan no por decenas sino por cientos de miles, estimándose que a finales de 2009 se puede haber superado los cuatro millones y pico de españoles en el paro.

Mafo no sé, Zapatero seguro que no ha leído de Krugman, el premio Nóbel de economía de este año, más que los informes de folio y medio que supongo le prepararán sus asesores. Krugman recomienda a Obama que no se preocupe por el déficit y que gaste a manos llenas. Pero parece que el que le ha hecho caso, al menos por lo que ha comenzado a cacarear, es Zapatero. De momento Obama no ha dicho, todavía, esta boca es mía. España comienza a parecerse ya a ese solar que Mafo profetizó. Y, mientras tanto, la oposición como si no existiera.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario