¿DEFENDERÁ RAJOY LOS SÍMBOLOS?

Ya tiene el problema encima de la mesa y no va a poder esquivarlo, como le hubiese gustado hacerlo y lo ha hecho en otras ocasiones. Ahora, ante la magnitud de la cuestión, no podrá parapetarse en alguno de sus más fieles escuderos del partido cuya fragilidad ideológica, o desideologizada cabeza, resulta proverbial. ¿Qué va a contestar Rajoy a las medidas que ha propuesto el gobierno para expulsar los restos de cristianismo que todavía quedan de la vida pública? ¿Defenderá la evidencia, palpable en todos los rincones públicos y privados, de que el pueblo español es católico en su mayoría, sea o no practicante, le gusten o no sus prelados, escuche o no la radio por la mañana, se sienta progresista o conservador? ¿Recordará que la Constitución, o lo que queda de ella, ordena a los poderes públicos tener en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española?

Pues no es suficiente mirar con desprecio al adversario y decirle que eso, el crucifijo, la educación, el aborto o las misas en los cuarteles, ya no importan a nadie y que lo que le preocupa ahora a la gente es el paro, la hipoteca o la situación económica, como dicen las encuestas. Efectivamente, eso es lo que le preocupa angustiosamente a todo el mundo, pero también le inquieta cómo van a ser educados nuestros niños, que haya más de cien mil abortos anuales, que porque lo quiera un colaborador de Egin, el diario etarra, estén a punto de quitarse los crucifijos de las escuelas vallisoletanas, o que deje de haber funerales católicos cuando se produce alguna terrible desgracia.

Un símbolo es la representación perceptible de una realidad. Y la realidad es la que es y no la que a algunos les gustaría que fuese. Todo parece muy bien calculado: como la realidad no nos gusta, cambiemos sus símbolos y así cambiará la realidad. ¿Defenderá Mariano Rajoy nuestros símbolos, que lo son de nuestra tradición, o preferirá, poniéndose de perfil, mirar para otro lado? En fin, quizás habrá que volver a explicar todo lo bueno que ha hecho el cristianismo, heredero de una tradición y de una fe judía, a lo largo de estos dos mil últimos años.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Mamen opina:

    Acabo de descubrir su blog y me alegro mucho ya que me gusta lo que dice y cómo lo dice. Respecto al artículo me parece que Rajoy se volverá a poner de perfil; no se va a destacar por defender lo católico con claridad y contundencia aunque sabe que muchos católicos le hemos votado. Ya le estamos viendo cómo actúan los del PP (en general) frente a cuestiones serias que están sucediendo en España. La verdad es que yo no espero nada ni de Rajoy ni del PP como partido. Cada vez espero más (creo que con razón) de los movimientos ciudadanos que es lo que poco a poco nos salvará del desastre que se avecina.

  2. rojobilbao opina:

    ¿Defenderá Mariano Rajoy nuestros símbolos, que lo son de nuestra tradición?

    No, por eso tantos hemos abandonado tras María San Gil a esa banda de apoltronados.

  3. JTrias opina:

    Mamen: No hay que ser tan pesimista. Yo sigo siendo del PP y como yo hay muchos. Gracias por vuestros comentarios.

  4. atticus opina:

    Yo soy pesimiest en ese sentido, Don Jorge. de todos es sabido que el PP prefiere no tocar el tema. Estoy seguro que harán toda clase de encajes de bolillos para eludir pronunciarse y molestar al electorado progre donde esperan pesacr votos, y como siempre, su electorado, ese que le vota porque no tiene alternativa alguna, cada vez más descontento y desconcertado ante ese giro a lo gallardón. Que sigan, que sigan, que se pueden llevar una sorpresita desagradable en las próximas elecciones. Es más, de ganarlas, seguro que no mueven un solo dedo por reponer los crucifijos en las escuelas públicas. Aún así, confieso que preiero a un PP acomplejado que estos socialistas+nacionalistas+separatistas+todas las istas del mundo. Siga así Don Jorge.

  5. Rosamaría opina:

    La pregunta es: ¿ por qué Rajoy no defiende los simbolos?
    y ¿ a quien representa Rajoy ?
    Por supuesssssssstisimo suscribo su punto de vista

Deje un comentario