DIOS LOS CRÍA Y ELLOS SE JUNTAN

Lo que escuchamos y vemos pasar en nuestro país, sin que tenga consecuencia legal alguna, me parece de tal bajeza moral que difícilmente podemos tener fe en nuestras instituciones. Ni los jueces hacen lo que deben, ni el gobierno toma las medidas que debería ante determinados hechos, ni los partidos políticos actúan en consecuencia de lo que dicen que piensan. Pero, ¿cómo puede tolerarse que un dirigente de la Esquerra Republicana de Catalunya termine un discurso gritando “¡Muerte al Borbón!” y no sea detenido de forma inmediata y puesto a disposición de la justicia? ¿Cómo puede el partido de Zapatero, o sea el PSC, seguir gobernando en Cataluña con esos filoterroristas? ¿Cómo puede una ministra decir que no es posible disolver ayuntamientos gobernados por terroristas?

Pues no sólo pueden sino que no pasa nada, y así está España, no sólo triste y cariacontecida por la crisis económica, que eso, en parte, es una consecuencia de lo otro, sino ayuna de criterios morales. El otro día me enteré que el individuo que consiguió la “proeza” judicial de obtener una sentencia en el Juzgado Contencioso-Administrativo nº 2 de Valladolid –habría que investigar la biografía del juez-ordenando la retirada de los crucifijos en las escuelas públicas, había trabajado en “Egin”. Si, no he escrito mal: ¡en “Egin”, el diario de ETA! El personaje en cuestión se llama Fernando Pastor y si ustedes, a través de Internet, obtienen alguna imagen suya, se darán cuenta de ese otro refrán de que la cara es el espejo del alma.

Sin criterios éticos y morales en la vida política y judicial, los españoles y España, en suma, iremos de mal en peor. Hay un refrán, codificado por Rodríguez Marín, que de puro sentido común, es un compendio de sabiduría: “Con la buena gente trataré yo; con gentuza no”. Y hay gentuza en todas partes, en la política, en la justicia, en un club de fútbol o en una comunidad de vecinos. Arrimarse a gentuza, sin duda, nos convertirá en gentuza.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. JTrias opina:

    Me ha gustado la nota pero me gustaría más desarrollada. Juan

Deje un comentario