RELIGIÓN Y LIBERTAD

La fotografía del cardenal de Nueva York hablando amigablemente en un almuerzo con los dos candidatos a la Casa Blanca, Obama y McCain, es una buena meditación que me sirve para esta breve reflexión sobre la complementariedad de la religión y la libertad. Resulta que el cardenal Eagan, que no tiene poder político alguno, es una de las personas más influyentes de los Estados Unidos.

 

Alexis de Toqueville, que vivió entre Europa y América hace doscientos años, y padeció en su propia carne, mejor dicho en la de su madre que fue guillotinada, la barbarie del Terror en aras de una libertad inexistente, también comprobó, asombrado, que en los Estados Unidos nacientes, la libertad y la religión no eran dos conceptos y realidades antagónicas, sino complementarias. Entonces escribió, en su imprescindible “La democracia en América”, que del mismo modo que no puede haber democracia donde la religión coincide con la política, tampoco puede haberla donde la política rechaza la religión. Cuando no existe otro principio de autoridad religioso aparte del político, afirma el genial pensador, el hombre se asusta ante la apariencia de su ilimitada independencia, concluyendo que “la religión es mucho más importante en Repúblicas democráticas que en cualquier otra”.

 

En pocos países como en los Estados Unidos existe una separación más nítida entre la Religión y el Estado. Dad al César lo del César y a Dios lo de Dios. De ahí la enorme influencia moral, que impregna todo el discurso político, de las creencias religiosas de los ciudadanos. La consecuencia resulta evidente: Estados Unidos es la nación más libre del planeta. En esta línea, en uno de los discursos más bellos de Benedicto XVI, el llamado “Discurso de Washigton” pronunciado ante el presidente Bush, el Papa afirmó que “los principios que gobiernan la vida política y social (de los EEUU) están íntimamente relacionados con un orden social, basado en la señoría de Dios Creados”. Esas creencias religiosas fueron la fuerza que orientó la lucha de los ciudadanos contra la esclavitud y a favor de los derechos civiles.

 

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Deje un comentario