¿QUIÉN ERA EL CORONEL CASTILLO ALGAR?

El miércoles pasado leí una esquela en ABC insertada por la XXIV Promoción de la Academia General Militar que comunicaba el triste fallecimiento del coronel Ricardo Castillo Algar, a la temprana edad de 61 años. Para la mayoría de mis lectores no les sonará, probablemente, de nada ese nombre, pero a los que trabajamos diaria y tantas veces sufridamente el derecho, “Castillo Algar” es el nombre de uno de los casos más importantes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Ricardo Castillo Algar era un teniente coronel del ejército que fue condenado en los años noventa por un delito contra la hacienda militar, delito que siempre negó, alegando, además, que sus jueces carecieron de la imparcialidad necesaria para juzgarle, pues dos de ellos habían resuelto el caso con ideas preconcebidas. Con la perseverancia del que cree que le asiste no sólo la razón sino, también, el derecho, acudió al Tribunal Europeo solicitando la nulidad de la condena, que había sido ratificada, para mayor inri, por el Tribunal Supremo y por el Tribunal Constitucional. No lo tenía fácil. Pero el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dictó una paradigmática sentencia el 28 de octubre de 1998, de obligada consulta para cualquier jurista, estimando el recurso del entonces teniente coronel y condenando al Reino de España por una violación del artículo 6.1 del Convenio Europeo de derechos Humanos.

Con base a esa sentencia y por los mismos motivos se volvió a condenar a nuestro pertinaz Reino en varios casos más, entre otros el de Gómez de Liaño. Se condenó a España por lo peor, es decir por carecer el Tribunal de imparcialidad objetiva, pues el hecho de que los jueces se hubiesen pronunciado con anterioridad sobre el asunto, hacía dudar seriamente de su imparcialidad objetiva. Los tribunales de una sociedad democrática, dijo el TEDH, deben inspirar a los justiciables y, especialmente a los procesados, una confianza objetiva que en el caso de Castillo Algar, y el de tantos otros, no inspiraron.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Flak8856 opina:

    He leído sus comentarios en distintos sitios de la red sobre mi compañero y amigo Ricardo Castillo Algar. Los he incluído con un enlace en mi blog:
    http://flak8856.blogspot.com/2008/10/244-ricky.html
    El coronel Castillo era un gran tipo. Gracias por recordarle.
    Un saludo,
    F. La C.

  2. Emilio Domínguez opina:

    Mi más sentido pésame a la familia y a España por la pérdida de un hombre ejemplar donde los haya. Un señor de los pies a la cabeza, defensor a ultranza de sus legionarios, educado y amable en el trato, exigente en la labor militar, incansable e infatigable en su noble y marcial espíritu.
    Todo un digno ejemplo para la vida castrense. Rest in peace!
    E.Domínguez (Inglés, 93!3º)
    Melilla, Tercio Gran Capitán I de La Legión.

  3. PORFIRIO LAGUNA ASENSI opina:

    Ricardo CASTILLO ALGAR(Q.e.p.d) fue injustamente maltratado,causandosele un daño irreparable tanto profesionalmente como animica y moralmente a su persona.Gano.Si.Pero el daño producido ya era irreversible.Cuando ingreso en la prision militar de Alcala de Henares yo era uno de los pocos compañeros que el autorizo para poder comunicarnos.Su ingreso en la prision fue una gran “hazaña”del mando responsable de su traslado a la misma.Da pena pensar en la calidad humana de dicho mando.No se quien es ni me importa,pero espero que si vive,le remuerda la conciencia hasta que se muera.Obligo a su traslado el dia 7 de diciembre.Un dia antes de celebrar nuestra PATRONA LA INMACULADA el8 de diciembre.Estoy seguro que Ricardo habra perdonado a quienes tanto dañole le hicieron pues tenia un corazon que no le cabia en su pecho legionario.PORFIRIO LAGUNA ASENSI.Coronel de Infanteria(R)

  4. JUAN ANTNIO GARCIA BAZAN opina:

    MI COMANDANTE CASTILLO ALGAR NO ASEUNOS DIAS QUE MENTERADO DE SU MUERTE LLO LO CONOSI CIRVIENDO EN LOS BOINAS VERDES SOLO TENIA 19 AÑOS PERO MEDEJO TAN BUEN RECUERDO QUE LO BOI A AÑORAR MUNCHO.NO SABIA NADADEEL ASTA QUE UN CONPAÑERO MELODIJO , MANDO EL PESAME ALA FAMILIA LOCIENTO NO ABERLO ECHO ANTES, MEDESPIDO DE LAFORMA QUE NOS LLAMABA,, ADELANTE MIS GORILAS ,,, ESTARAS CIENPRE EN NI CORAZON UN BOINA VERDE ,,,,,

  5. JOSE LUIS BLANCO PANIAGUA opina:

    RECUERDO CUANDO LLEGASTE A GRANADA A LA COE 91, ALLA POR EL AÑO79. YO YA ERA UN VETERANO, QUE SE CONVIRTIO EN GORILA CON TU LLEGADA. NOS GANASTE A TODOS CON TU MANERA DE SER. RECUERDO AQUELLOS VIAJES A ALMERIA, CATAJENA, MOJACAR, ETC, EN AQUEL VIEJO Y AMETRALLADO LAND ROVER QUE ME TOCO CONDUCIR PORQUE TU ASI LO QUISITE, LAS PERIPECIAS Y MALABARES QUE HABIA QUE HACER PARA LLEGAR AL DESTINO. QUE BUENOS TIEMPOS. RECUERDO TAMBIEN A SU MUJER Y SUS HIJOS A LOS QUE MANDO MI MAS SENTIDO PESAME, Y A VD DESDE LA MAS RESPETUOSA Y ENERGICA POSICION DE FIRMRES:” A SUS ORDENES CABALLERO”.

  6. juan andrade opina:

    El coronel Castillo,fue mi teniente de seccion en la COE 11 en el 74/75
    la ultima vez que le vi en vida,fué en la fiesta del 25º aniversario de la COE 11
    ya dentro del GOE I en Colmenar Viejo
    no sabia nada del tema de su paso por la carcel,por un tema de Hacienda..
    seguro que habria algun hijo de puta asesino suelto,mientras el estaba en la carcel
    suele pasar..la gente guapa encerrada y los hijos de puta en la calle
    ……………….
    tenia unas cualidades humanas fuera de lo comun,con una educación y un trato personal que siempre he comentado cuando ha habido ocasión

    DESCANSE EN PAZ MI TENIENTE

  7. MANUEL GONZALEZ MUÑIZ opina:

    FUE MI CAPITAN EN LA U.O.E.L. LA LEGION RONDA AÑOS 82 AL 84

  8. Rogaciano Goana Nelson opina:

    Adiós al Coronel de Infantería Don Ricardo Castillo Algar “El Gorila”
    ——————————————————————————————-

    Sin buscar en los recuerdos
    Se aparece un Capitán,
    Su graciable temperamento
    Se ha quedado tan adentro
    Que no se puede olvidar.
    Yo fui uno de los “gorilas”
    Que al servicio de La Legión
    Engrosaba aquellas filas
    Que daban cantos de vida
    Con la más grande ilusión.
    En la Unidad de Operaciones
    Se pasó de muchas maneras,
    La mayoría de sus hombres
    Se miraban en los moldes
    De la honradez en la entrega.
    A los hombres como él
    No se olvidan fácilmente,
    Fue el primero de la U.O.E.L.
    Donde estuvieron también
    Otros hombres prominentes.
    Que acudieron a la llamada
    De esta Unidad atrayente,
    A donde muchos llegaban;
    Pero pocos se quedaban
    Por motivos diferentes.
    Hace sólo unos momentos
    Me han dicho que se murió,
    Lo tengo en el pensamiento
    Y recordando aquel tiempo
    Se aflige mí corazón.

    Un carácter tan singular
    No se olvida de la mente,
    Él era aquel militar
    Que todos recordarán
    Como un hombre transigente.
    Y, así quiero recordarlo;
    Con el manto de indulgencia
    Que siempre supo llevarlo,
    Era el Coronel Ricardo
    Forjado por la nobleza.
    Hacía frente al superior
    Para defender a un Legionario,
    Su sentido de la razón
    Lo empuñaba con el valor
    Del soldado extraordinario.
    Por eso se le recuerda
    Con un cariño sincero
    Entre notas que concuerdan
    Los hechos y las arengas
    De momentos guerrilleros.
    Él ha quedado en la historia,
    Porque fue su fundador
    Y, se aparece en la memoria
    Con el aura de concordia
    Que se ensalza la mención.
    En los brazos del creador
    Seguro que está dormido,
    Lo recuerdo con el amor
    Que en su vida profesó
    Como superior, y amigo.
    En el 1.982 se fundó la Unidad de Operaciones Especiales de La Legión en Ronda (Málaga), el Capitán Castillo fue su fundador, en aquellos entonces esta Unidad se abrió paso poco más o menos que a puñetazos dentro de la misma Legión, ya que no estaba bien vista por muchos de sus componentes, pero el capitán Casillo luchó contra viento y marea. Era firme en el mando, pero su carácter afectuoso mitigaba el sacrificio que suponía estar en aquella Unidad.
    Él era el jefe de los “gorilas”. Lo llevo en el corazón

    Día 7 de octubre de 2008

    Cabo1º Legionario Rogaciano Goana Nelson ¡¡¡PRESENTE!!!

  9. juan del campo patricio opina:

    lo siento muchisimo, tarde pero lo siento, es la verdad.Yo servi a las ordenes de castillo en el G.O.E II de granada, queria contar que despues de servir aya por el 87 varios años despues hubo una arriada en malaga en el que mis boinas verdes nos vinieron a ayudar El el primero bueno a lo que iba es que varios años despues lo vi ayudando con sus gorilas y EL cuando me vio me conocio en seguida nos saludamos y me quede muy orgulloso bueno en fin se van los mejores un saludo a los compañeros y yo ya me despido siempre lo llevare en el pensamiento. (voluntario, para todo sacrificio)

  10. Liova Castillo opina:

    Acabo de leer todo lo que se ha dicho en la memoria del que es y fue mi Padre. Un gran militar, único, excepcional en el trato y como todos los que lo conocieron confirman, una grandísima persona fiel a sus convicciones, hasta el punto de luchar o morir por ellas. Confirmo, para eliminar ningún género de dudas, que en efecto, mi padre el Coronel Castillo siempre fue inocente del delito que se le imputaba, al margen de que se le trató con injusticia porque el tribunal que le juzgó no era imparcial, pero repito: SIEMPRE FUE INOCENTE en su modo de actuar, y veló siempre por el bien de sus “Gorilas”, a los que cariñosamente llamaba siendo no subordinados para él, sino compañeros y colegas de profesión. Ahora han pasado años de su muerte pero sigue vivo en la mente de todos nosotros, como puedo comprobar. No duden de que Ricardo, militar intachable, esta al lado de cada uno de vosotros, y siempre lo llevamos en el corazón. No me queda duda alguna de que le protege siempre: el Cristo Legionario de la Buena Muerte, y la Inmaculada, su patrona.

  11. Luis Gonzalez opina:

    D. Ricardo Castillo era el Comandante Jefe de mi unidad, la COE 22 de Granada.

    De recuerdo imborrable; Hombre y Soldado por igual, admirado y respetado por donde ha pisado, excepto por los indeseables que quisieron verle humillado en una prisión militar de forma injusta e inmoral. Ni así lo consiguieron, porque nada puede con los hombres que están hechos de esta pasta, con tanta calidad humana como valor.

    Mis respetos para su familia y amigos, y mi más enérgico saludo para él, allí donde esté.

    Luis González.

Deje un comentario