PLAN DE CHOQUE PARA NO ESTRELLARSE

El futuro será un mix entre capitalismo liberal e intervención del Estado y fuertes controles

Lo que comenzó siendo un problema hipotecario en los Estados Unidos, un derrumbe de la construcción en España y un ascenso escalofriante de los niveles de desempleo, se ha transformado en una crisis mundial de consecuencias todavía imprevisibles. Eso que nos hemos cansado de repetir una y otra vez, es decir que nos encontrábamos inmersos en una economía global o sea planetaria, ahora sabemos que es cierto pues notamos sus efectos en nuestra propia piel. En síntesis: si la economía mundial va bien no habrá que preocuparse demasiado. En todo caso ocuparse. Pero si la economía mundial tiene el peligro de entrar en recesión será cuando, además de ocuparse habrá que preocuparse.

Bienvenido sea, pues, el plan de choque y la intervención de los gobiernos, nuevamente, en la planificación y control de la economía. Seremos más pobres pero estaremos más seguros En España, hace años, ¿recuerdan?, los gobiernos socialistas de entonces intervinieron, primero Rumasa y, luego, Banesto. Se puso el grito en el cielo porque se consideró que se atentaba al libre mercado y que se utilizaba dinero público para reflotar empresas financieras privadas. Quizás un día analicemos esas intervenciones como premonitorias de lo que ahora hacen todos los gobiernos. Una medida como esas, a su debido tiempo, es posible que hubiese podido evitar el hundimiento de Lehman Brothers.

Los gobiernos, a partir de ahora, deberán intervenir más, incluso en los precios de determinados sectores estratégicos, como por ejemplo los carburantes. Las llamadas “public companies”, las compañías que se cotizan en bolsa, y no sólo las entidades financieras, deberían estar sometidas a mayor control. Ese es el plan británico, más o menos, para salvar la economía y que está siendo alabado por todos. El futuro será un mix entre capitalismo liberal, intervención del Estado y fuertes controles. El fin de la ingeniería financiera, en suma.

compartir delicious digg frequi google meneame technorati

Por favor deje un comentario

  1. Jesús Casas opina:

    Sin embargo esto es lo que ya sucedía. El \"capitalismo\" en abstracto no parece muy defendible por sí solo, como no lo son tampoco el \"socialismo\" o el \"marxismo\", siempre desde una postura radicalmente independiente, pero de ahí a decir que la economía mundial ha funcionado en los últimos decenios sobre bases liberales, hay un mundo. ¿Los Gobiernos, los Reguladores, loa Auditores, las agencias de rating, y el sistema judicial, dónde estaban? Pues simplemente en que el que tiene padrinos se bautiza y el que no, no. ¿Más intervención? ¿Es que hay poca? Lo que sucede es que nadie hace lo que debe. En esto estoy más con Tom Burns Marañón: o se retorna individualmente a la bondad y a la honestidad y a los valores más profundos o no hay normas que valgan. Siempre es más poder para los mismos y más impuestos para el pueblo soberano. Y los impuestos no son sólo dinero que sale de nuestras familias, es tiempo de nuestra vida en el que trabajamos para el común, para la Nación, y que no se nos devuelve como es debido: Justicia, Educación, Sanidad, Infraestructuras.

Deje un comentario